Editoriales

Mr Nice

Autor: Howard Marks

Nº de páginas: 495

Idioma: castellano

ISBN: 84-931026-1-6

Editorial: Cáñamo Ediciones

Autobiografía del considerado como el mayor traficante de marihuana y hachís de los tiempos de la prohibición. Trepidante y excesivo.

Más detalles

18,00 €

Más

Autobiografía del considerado como el mayor traficante de marihuana y hachís de los tiempos de la prohibición. Siendo estudiante de Física en una prestigiosa universidad de Inglaterra, al probar por primera vez la marihuana sufrió tal subidón que pensó que todo el mundo debería disfrutarla. Y, llevado por este afán mesiánico, se convirtió en la persona más buscada por la DEA, el MI5, la Interpol y el mismísimo IRA. Cansado de huir se refugia en Mallorca, donde es secuestrado ante la pasividad de las autoridades españolas. Condenado a 27 años de cárcel en Estados Unidos, fue liberado a los siete años con la Promesa de no volver a traficar con drogas. Aceptó, susurrando: “Pero la marihuana no es una droga”. Trepidante y excesivo.

TEXTO CONTRAPORTADA:

Durante la década de los ochenta Howard Marks tenía cuarenta y tres apodos, ochenta y nueve líneas de teléfono y era propietario de veinticinco empresas mercantiles por todo el mundo.

En la cumbre de su carrera estaba pasando de contrabando cargamentos de hasta treinta toneladas de marihuana y mantenía contactos con grupos tan diversos como la CIA, el IRA, la Mafia y los servicios secretos británicos MI6. Tras una operación global por parte de la Administración de Control de Drogas estadounidense (DEA), Marks fue detenido en España y extraditado a Estados Unidos, donde recibió una condena de 25 años en una prisión de máxima seguridad.

Según informes de la DEA, este licenciado de la Universidad de Oxford era responsable de acaparar el diez por ciento del comercio mundial de hachís entre 1970 y 1987. Salió libre en 1995 tras cumplir siete años de su condena.

Mr Nice es su extraordinaria historia, una autobiografía trepidante que ha alcanzado el éxito en Inglaterra y ha sido traducida a cinco idiomas.

«Telegráfico para el sufrimiento, y generosamente expresivo para los placeres (...) Testimonios como el de Marks tienen la ventaja de ser buena literatura a la vez que una crónica veraz» (Del prólogo de Antonio Escohotado)
«Una leyenda viviente... Howard Marks tiene una gran carisma. Suena como Richard Burton y parece un Rolling Stone» (Daily Mail)
«Un hombre que hace que Peter Pan parezca un anciano letárgico» (Loaded)